Las plazas espejo

En los márgenes del río que une el mar de Munea con el mar de Aenum, se encuentran dos plazas que son el reflejo invertido exacto cada una de la otra. Por cada decisión que se toma en una, en la otra se toma siempre justo la contraria, de manera que todo sucede al revés entre ambas. En una de las dos plazas todo el mundo vive de noche y duerme de día, en el sol hace frío y en la sombra calor, los desconocidos se abrazan mientras que los conocidos apenas se ven.

Cuando en una de las plazas nace alguien, en la otra muere, y viceversa. Así, en una de las plazas las personas son inmortales, salvo por un breve lapso de tiempo de unos años.

Los que ya han pasado por ese periodo de inexistencia, viven sabiéndose poseedores de toda la eternidad por delante, mientras que los que aún no han pasado por él (notablemente cada vez más escasos..) viven angustidas por no saber cuándo llegará el momento, pues cuando posteriormente renazcan, lo harán olvidando todo lo que hasta ese momento hayan vivido. Millones de años de recuerdos. Y entre ellos, el recuerdo original del comienzo de todo, cuyo irremediable destino es terminar perdiéndose, pues nadie ha conseguido jamás expresarlo con palabras, ni de ninguna otra manera.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: