La plaza del presente

Hoy, ahora, en este instante no existe nada más allá de esta plaza circular, de localización indeterminada, de luz blanca y de temperatura perfecta. Elijo sentarme en el centro, con los pies sostenidos por la arena cálida y la mirada observando el infinito moebius (la redondez de la tierra, los ciclos lunares, los amaneceres-atardeceres y los espejos encontrados). Más allá de la incertidumbre, me sostiene un eje de serenidad al percibirme en la intersección de múltiples caminos. Tantos que no sé cual será el que elegiré para continuar. Tantos que ni recuerdo cual fue el que me trajo hasta aquí. Me invaden sensaciones múltiples al reunir cuerpo y espíritu en el centro de mi propia vida. Trato de concretar y comienzo a escribir con mis dedos en la arena blanca un mensaje tan efímero como esta misma plaza: “Mañana será según lo que hoy elija. Hoy es según lo que elegí.” No hay equivocación posible. Estoy en buen lugar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: